Blog de Musicales

American Ballet Theatre, una de las mejores compañías de ballet clásico del mundo debuta en Barcelona con Don Quijote

Posted on: 22/10/2012

DON QUIJOTE de Ludwig Minkus, con arreglos de Jack Everly podrá verse en el Liceu de Barcelona los días 24, 25, 26 y 27 de octubre de 2012.

American Ballet Theatre actuará en el Liceu con DON QUIJOTE del 24 al 27 de octubre. Un impresionante espectáculo que combina la fidelidad a la novela romántica con el exotismo anacrónico de aires españoles y el refinamiento de la gran escuela rusa. Un espectáculo para todos los sentidos inspirado en las aventuras del caballero de la triste figura.

El American Ballet Theatre es la compañía que ha preservado la tradición del ballet clásico en los Estados Unidos, sin olvidar el patrocinio artístico a la creación de nuevas coreografías.

El grand pas de deux de Don Quijote es uno de los dúos de ballet clásico más populares, exigentes y virtuosos del repertorio; por eso mismo suele ser uno de los favoritos de los bailarines más importantes, indispensable en toda gala de danza. Lo han llevado a su máxima expresión desde la Pavlova a la Makarova, desde Baryshnikov a Corella, desde Ivanov a Nureyev… Lo que no es tan usual
es la capacidad de ofrecer el ballet completo, tal como lo propone el American Ballet Theatre, el cual ahora llega al Gran Teatre del Liceu con la música original de Minkus y arreglos de Jack Everly, basado en la coreografía original de Marius Petipa y en la posterior reconstrucción de Alexander Gorsky.

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, en este ballet el personaje que le da nombre, Don Quijote, es una mera referencia. En algunas versiones se le da cierto protagonismo, pero en general, y desde el primer ballet que se tiene constancia que lo inspira (estrenado en 1740), el quimérico personaje no es más que un pretexto. Basado en dos capítulos de la novela satírica de caballerías El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha (1605), del militar, dramaturgo, poeta y novelista español Miguel de Cervantes y Saavedra (1547- 1616), la obra que ha llegado hasta la actualidad revive una creación de uno de los padres del ballet clásico, Marius Petipa (1818-1910), y toma como referencia el entorno campesino de la Castilla renacentista del capítulo XIX de la segunda parte de esta novela (El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, 1615), la cual, junto con la precedente, conforma una de las más importantes de la literatura universal, considerada como la primera novela moderna de la historia.

La verdad es que el personaje y sus vicisitudes, en las que se mezclan aventuras, ilusión, locura, humor y amor, inspiró desde siempre a muchos artistas: de pintores a compositores, de poetas a dramaturgos, Don Quijote se transformó en un icono a partir de su primera edición. Solo en el ámbito del teatro musical –ópera y opereta– se pueden llegar a contar medio centenar de propuestas, como las de Francesco Conti (1719), Antonio Caldara (1727), Giovanni Paisiello (1769), Antonio Salieri (1771), Wilhelm Kienzl (1898), Jules Massenet (1910) o Richard Heuberger (1910), por citar solo algunos, sin olvidar el hit popular Man of La Mancha (Mitch Leigh, 1965), un musical de Broadway que, como las óperas antes citadas, construye su libreto basándose en diversos episodios de la obra maestra cervantina.

Como no podía ser de otra manera, el ballet clásico primero y después la danza moderna también han bebido de las fuentes de Miguel de Cervantes, aunque no con la intensidad del teatro musical; de todas formas, los ejemplos de ballets inspirados en el Ingenioso Hidalgo se multiplican, comenzando en 1740 por Franz Hilverding (1710-1768), quien estrenara su propuesta en Viena (siendo esta la primera que se identifica hasta la fecha); otro de los padres de la danza, Jean Georges Noverre (1727-1810), también propuso su
propio punto de vista, lo haría en Viena en 1768 y con música de Josef Starzer (1726-1787); mientras que uno de los llamados padres del ballet ruso, Charles Didelot (1767-1837), ideaba una versión en dos actos que presentaría en San Petersburgo (Ballet Imperial) en 1808. Al año siguiente Don Quijote cabalgaba en Inglaterra, en el Teatro de Su Majestad, gracias a la imaginación de James Harvey D’Egville (c. 1770-1836), mientras que el tío de la gran Marie Taglioni, Carlo Taglioni (c. 1775-c. 1835), estrenaba su visión
en Berlín en 1839; otro Taglione, Salvatore (1789-1868), llevaba a escena su propia producción en el Teatro Regio de Turín en 1843.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: