Blog de Musicales

“El sentimiento de paz y libertad en el mundo nunca pasará de moda”

Posted on: 21/12/2011

El musical HAIR LOVE & ROCK se ha convertido en un referente en la gran vía madrileña. El musical podrá disfrutarse en el Teatro Arteria Coliseum de Madrid hasta finales de Enero de 2012.

Blog de Musicales estuvo con los protagonistas del musical que nos contaron su particular visión de HAIR.

HAIR LOVE & ROCK MUSICAL es amor y paz pero ¿también revolución? ¿O trangresión?

Lucía Jimenez: En su día lo fue, sin duda. Fue un musical muy novedoso: decía muchas verdades, tenía un desnudo en escena… y creo que los actores se sentían muy libres por lo que decían y por lo que estaba pasando en ese momento. Hoy en día, pienso que es más un retrato de esa época. Ya no nos asustamos por lo que se diga en un escenario, o que se fume, o se hable de las drogas y del amor libre.

Joan Vázquez: Yo creo que hay algo en la paz y el amor que es transgresor. Siempre que alguien necesita ese acto de rebeldía de establecer un momento de tranquilidad referente a un problema de conflicto, siempre hay que hacer un paso adelante.

HAIR empezó en Barcelona y más tarde hizo una mini-gira. Joan, eres de los pocos que hizo el salto a Madrid. ¿Cómo viven HAIR en la capital?

Joan Vázquez: Estamos teniendo una acogida muy cariñosa y agradable. Pienso que el público está reaccionando muy bien al espectáculo; tenemos un público muy entregado. Recibimos calor y aplausos al final de cada número. La gente sube a bailar con nosotros al final del espectáculo como en Barcelona. Ríen con lo más gracioso de la función y se emocionan con los momentos más imponentes.

Lucía Jimenez: Yo creo que la respuesta está siendo buenísima. Para mí es un lujo salir cada noche y ver que hay gente que ha salido de su casa y viene a vernos a nosotros. Pero por como son las cosas hoy en día, que la gente piensa “es que no tengo un duro… estoy enganchado a tal serie”… hay mucha oferta ahora. Que llegue el miércoles, veas el teatro con gente y encima está lleno, pues me parece un milagro.

Tony Bernetti: Honestamente, tenía una visión más pesimista. Pensaba que el ser un montaje tan radical, la gente lo recibiría de forma errónea pero lo pasan muy bien. Lo que más me sorprende es la gente mayor; pensé que posiblemente estarían en desacuerdo con la forma de expresarse de los actores y el texto pero finalmente son los primeros que suben al escenario a bailar.

Explicarnos vuestros personajes.

Joan Vázquez: Claude es un chico que está como en un péndulo. Atrapado entre el mundo que igual querría vivir, el de la revolución del mundo hippie que luchan por sus ideales de una forma muy específica, y por otra parte el de su família, una presión muy grande para él y que le dicen en todo momento que debe hacer. Es un personaje austado. Por una parte es muy apasionado pero no sabe como canalizar esas ganas que tiene de vivir, esa pasión. Me gusta pensar que Claude, en el momento que transcurre la función, está suspendido entre dos cosas y que todavía debe definirse.

Tony Bernetti: Berger es tan consciente como cualquier otro del momento en el que viven tanto el país como el mundo. Es consciente pero decide vivirlo a su manera. És un poco el contrapunto de Claude y por tanto es mucho más visceral. Vive en un entorno donde todos le ríen las gracias. Berger es un personaje que se siente con un cierto poder pero que no lo demuestra; no es autoritario en absoluto. Simplemente lleva un modo de vida que todos admiran. Pienso que es como aquellas personas que ves y tienes la sensación que es una persona auténtica; todos los grandes ídolos de la historia siempre son seguidos porque son ellos mismos, y Berger ha conseguido eso, sin quererlo es casi el lider.

Lucía Jimenez: Sheila es fuerza, energía, positivismo, amor… es una chica que quiere cambiar el mundo. Pero lo quiere cambiar desde el amor y la bondad; desde los sentimientos positivos hacia todo lo que le rodea. Pero tampoco significa que viva colgada profesando paz y amor. Ella es activa. Va a manifestaciones, se mueve; levanta una pancarta y pide paz. Pide que no haya guerra, reivindica que Vietnam es absurdo. Creo que el personaje es muy bonito y cada noche aprendo cosas nuevas de ella, que es lo bonito del teatro. Empiezas en los ensayos pero cada día descubro cosas que me encantan; cada día me gusta más.

Tony, Berger es un personaje diferente a los que has hecho anteriormente. ¿Qué supone para ti?

Tony Bernetti: Un cambio grande. Siempre hay que agradecer cuando te dan algo que es muy diferente a ti o que no has hecho antes. Siempre había hecho papeles de galán, de chulo… y ya era hora de romper. Berger es un tipo que está cero preocupado por su estética. Cuando me dijeron que tenía que dejarme barba me creó un pequeño conflicto, pero eso ya hace que trabajes en el personaje. Berger es todo lo que yo no puedo ser en mi vida normal.

Joan, ¿Eres tan soñador como Claude?

Joan Vázquez: Sí, bastante (risas). Hay momentos que hasta demasiado pero soñar es gratis. Siempre, estoy imaginando cosas que igual no tienen forma en un principio pero después acaban cogiéndola una forma u otra. Me cuesta estar quieto. Siempre tengo ganas de pensar en cosas nuevas, nuevos proyectos, ideas…

Lucía, ¿Eres tan revolucionaria como Sheila?

Lucía Jimenez: Pues yo creo que no. Yo soy más tranquila. Tengo energía y creo que soy fuerte y creo, que tengo capacidad de liderazgo; pero no lo llevo acabo.

Tony, ¿Eres tan… Berger?

Tony Bernetti: No, realmente no. Pienso que estoy más esclavizado en la sociedad; que no soy capaz de romper con ello. Si que soy bastante visceral pero me controlo. (risas) Ojalá fuera más Berger en otros momentos de mi vida.

En Barcelona apareció entre el público La Tribu Paralela. ¿Empiezan a verse caras conocidas entre el público de Madrid?

Tony Bernetti: No conozco la gente de Barcelona pero sí que me dí cuenta que hay gente que repite.

Joan Vázquez: Ciertamente, sí hemos visto alguna que otra persona que repite.

Tony Bernetti: El caso más excepcional es un chico que viene vestido como Berger. Con el frío que hace en Madrid, el chaval viene vestido de casa con el chaleco abierto. Es un fan de la comedia musical. Anteriormente, iba a ver Grease vestido de Danny Zuko. Me gusta que nos siga porque eso quiere decir que al público le llega lo que hacemos.

Joan Vázquez: Cuando un función habla de cosas tan fuertes, emocionales, y que cambian generaciones, despiertan mucha empatía entre el público. Cuando tuvimos ese calor del público barcelonés que repetían función tras función, todo cobraba sentido. A parte, nosotros hacemos un tipo de función muy dirigida al público; la comunión con ellos es constante; son una parte más del espectáculo. HAIR es importante para ellos y eso es muy emocionante.

HAIR fue en los 60’s un canto a la libertad y el NO a la guerra. ¿Qué mensaje pensáis que da HAIR en la actualidad?

Lucía Jimenez: Por supuesto estar en contra del conflicto bélico y vivir sin tanta prisa. Si te fijas en la función ves a una tribu, a una pandilla que vive a su manera y sin agobiarse. Creo que eso de la pandilla se ha perdido, el estar en el parque con los colegas pasando la tarde, parece que no existe y es una maravilla poder estar con tus amigos sin tener tantas preocupaciones. Hay que tomarse la vida con más calma, ser feliz, estar de buen humor… y todo a través de la música. Creo que la música puede alegrar el día. Vienes al teatro y como es todo música, la gente nos lo dice “tienes un mal día, vienes a ver HAIR y ya estás contento”. Salen de buen humor

Joan Vázquez: Yo creo que el mismo. En los 60’s en Estados Unidos se vivía un momento muy tenso pero ahora a nivel global también se está viviendo otro; por circunstancias diferentes pero quizás el transfondo sigue siendo el mismo. Hay varias capas de la población que están indignadas por cosas que necesitan un cambio y al fin y al cabo HAIR nació de eso, de la necesidad de varios colectivos de poner sobre la mesa ciertas actitudes que estaban prohibidas. Está el trasfondo de los 60’s pero hay cosas como Shakespeare o Lope de Vega que no pasan de moda.

Tony Bernetti: El sentimiento de paz y libertad en el mundo nunca pasará de moda. Eso es lo que matiene el espíritu vivo.

Joan Vázquez: HAIR se escribió hace 50 años pero habla de tí y de mí, de nosotros, de los conflictos humanos. HAIR sigue siendo un canal para expresar lo que las generaciones de hoy siguen pensando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: